del cultivo a la taza

El café, Segundo producto mas tranzado en el mundo después del petróleo, es para una buena parte de Colombia no solo un medio de sustentación, sino también una cultura. Café Potosí Colombia nace como parte del sueño de muchos caficultores de tener un producto que llegue a todas partes del mundo, caracterizado por una calidad única lograda en su constante selección de materia prima y en el constante aprendizaje.

El área general de Quimbaya y Filandia en el Departamento del Quindío en Colombia es una zona caracterizada por su agradable clima, variedad de pisos térmicos, hermosos paisajes y calidez humana de sus habitantes. Forma parte de lo que en Colombia se conoce como “Eje Cafetero” que está compuesto por los Departamentos de Risaralda, Caldas y Quindío. Dada su configuración territorial, permite la producción de diferentes tipos de cafés, lo cual sumado a la tradición cafetera de la zona arroja productos de muy alta calidad.

Particularmente la empresa Potosí se ha trazado como meta extraer lo mejor no solo de la finca que lleva el mismo nombre, si no de las fincas productoras circunvecinas, siendo generador de empleo y desarrollo para los campesinos y en general para la industria cafetera.

Es importante destacar que lo que hace que los cafés de especialidad sean tan especiales, es la forma como se producen, esa generación artesanal que hace que el producto sea lo mas natural y novedoso posible, logrando al final en la taza traducir mediante la preparación, esa naturalidad en aromas agradables y llenos de notas de sabor, de tal manera que cuando se dice del cultivo a la taza, es tratar de llevar un café con la menor intermediación posible, así como con el menor proceso industrial y la mayor naturalidad, para brindar una bebida deliciosa a todos los consumidores.

En los cultivos de nuestros cafés, los campesinos se entregan con pasión para obtener la materia prima mas pura y seleccionada. El mantenimiento de cafetales es constante, por lotes, fertilizando orgánicamente, generando matas saludables libres de enfermedades, para así cosechar los frutos madurados en su punto y llevarlos a despulpado. Después de esto se efectúa fermentado y secado natural (al sol) hasta el punto óptimo para hacer su trillado, tostado, molido y empacado.

Algo importante en todo este proceso es que nunca se utiliza café de segunda o “pasilla”, ni tampoco conservantes químicos, el producto es completamente natural y se produce a demanda por lo que se garantiza su frescura permanente.

Se cierra el ciclo con una buena preparación. Cada cliente tiene su método preferencial para consumir café, filtrados, espressos, frios, licorados etc., lo importante es usar un café de alta calidad para maximizar la experiencia en los sentidos. Para conocer mas sobre métodos de preparación los invitamos a seguirnos en @potosicoffee en Facebook y hacerse miembro de nuestro grupo “Conozcamos de Café” en donde periódicamente publicamos sobre el maravilloso mundo del café, su producción y diferentes preparaciones.

Finalmente, el mensaje que queremos entregarles es que consuman café de Colombia de alta calidad, que sea lo mas artesanal y natural posible y ojalá que sea lo mas directamente al productor del campo que es quien hace el esfuerzo mas grande para lograr satisfacer el creciente y exigente gusto cafetero del país y del mundo, que el café llegue del cultivo a la taza.

Juan Hernandez

CAFÉ POTOSI COLOMBIA SAS